Asume tu responsabilidad

Cuando le dije al camarero que el filete que había pedido poco hecho había venido tan achicharrado que me hacía recordar la escena de la película La quimera del Oro, en la que Charles Chaplin come la suela de una bota vieja, me contestó cándidamente:
 
– Es que el restaurante está sin chef de cocina. Nada más decirlo, fue a atender al llamado de un cliente en otra mesa, dejándome sin saber si me conformaba con la situación, si me levantaba y me iba o si montaba un número de indignación. Llamé al maître que se limitó a dar su versión:
 
– Ya le dije al gerente que los clientes están reclamando, pero no hizo nada todavía.
Asombrado, me limité a pedir la cuenta. Me cobraban el filete que no había comido. Indignado, pedí para hablar con el gerente, que dijo:
 
– Perdóneme señor, pero el dueño del restaurante es una persona muy ocupada y aún no pude hablarle sobre la contratación de un nuevo chef de cocina.
 
No me pude creer en lo que escuchaba. Pero lo que me causó mayor sorpresa fue la transferencia de responsabilidad. Conducta semejante se observa en grandes empresas – instituciones financieras, prestadoras de servicios, órganos públicos. La culpa – “Perdóneme señor” – siempre es de otro. Me parece oportuno recordar que, cuando Max Weber afirma que una empresa es una burocracia, no se refiere a una organización con escalones preestablecidos y no corresponsables, sino a un sistema de normas que existe para facilitar su operación.
 
La regla más importante es que la empresa funcione bien, con responsabilidades divididas entre los niveles jerárquicos, pero con un permanente ejercicio de colaboración entre ellos.
 
La transferencia de responsabilidad es, probablemente, el mayor indicativo de la desestructuración funcional. Es el inicio de la temporada de caza de brujas, que sólo termina cuando empieza la otra: la temporada de búsqueda por un nuevo empleo, porque la empresa se declaró en quiebra. Por cierto, otro día me di cuenta que, en el local del restaurante, ahora hay una tienda de productos para mascotas.